hipoteca puente

Cuando compramos una casa pensamos que va a ser la ideal para cubrir todas nuestras necesidades, pero lo hacemos pensando en el momento actual o mirando las necesidades que vamos a tener a corto plazo. Con el paso de los años, puede que en el trabajo nos destinen a otra ciudad, que la familia aumente más de lo que teníamos pensado o que simplemente que la casa no cubra las necesidades actuales. La solución para este tipo de problemas es la hipoteca puente, pues nos permite comprar una casa nueva mientras aún estamos pagando la hipoteca de la anterior.

Las hipotecas puente son productos diseñados para personas que desean comprar una casa pero que aún tienen que pagar la que tienen actualmente, y al mismo tiempo, necesitan financiación para enfrentar la nueva adquisición. La hipoteca puente facilita este proceso pues, es un préstamo que el propietario puede usar para ajustar el método de pago hasta que venda su propiedad actual.

La situación ideal sería vender la casa en la que vivimos para poder afrontar el pago de la nueva casa. Sin embargo, dado que el tiempo que tardamos en vender una casa ahora puede extenderse durante años, el préstamo de transición nos permite vivir en una casa nueva sin haber vendido aún la casa antigua.

Actualmente, los bancos continúan vendiendo este tipo de productos financieros, pero generalmente no los venden públicamente, por lo que debemos preguntarles si ofrecen esta opción y en qué condiciones.

¿Cómo conseguir una hipoteca puente?

Hipotecas 100% de financiación + gastos
Pre-aceptación inmediata

Solicitar ahora

Preguntar a nuestro banco si ofrecen hipotecas puente

Lo primero que deberemos hacer, es visitar a nuestro banco para preguntar si ofrecen hipotecas puente y negociar con ellos las condiciones de esta. Como hemos dicho anteriormente, no todos los bancos la ofrecen públicamente.

Debemos reflexionar sobre si las condiciones con las que nos ofrecen esta hipoteca puente nos interesa.

Contratar la hipoteca puente

Si el producto financiero y las condiciones que el banco nos ha ofrecido nos interesan, debemos firmar un contrato.

El banco nos proporcionará un préstamo hipotecario para las dos casas (la casa que compramos y la casa que venderemos) como garantía. Por lo general, nos darán entre seis meses y cinco años para vender la casa vieja.

Pago de las cuotas mientas no encontremos a un comprador

Mientras encontramos a un comprador para nuestra antigua casa, debemos abonar una cuota todos los meses

En la mayoría de los casos, se nos permitirá disfrutar de una carencia hipotecaria de capital (un período de carencia que ayuda a los clientes que tengan problemas para llegar a fin de mes por el pago de estas altas cuotas, siempre que tenga en cuenta que esta es una solución temporal, no un recurso), lo que reducirá en gran medida los costes.

Venta de la antigua casa

Cuando encontremos un comprador, podemos usar el dinero que nos ha dado por la compra de nuestra antigua vivienda para cancelar algunas de las deudas y liberar la antigua casa. Para entonces, se formalizará una hipoteca convencional para la nueva propiedad.

Algunas de las ventajas que nos ofrece una hipoteca puente es que disponemos de una mayor comodidad, pues en una operación podremos financiar un nuevo inmueble sin haber vendido aún el anterior y mayor tiempo, pues disponemos de más años para vender nuestra antigua propiedad.

Sin embargo, todas las operaciones financieras conllevan un riesgo. El riesgo de las hipotecas puentes se encuentran en no lograr vender la antigua propiedad. Si no podemos vender la casa dentro del tiempo estipulado, nos enfrentaremos a un problema importante, pues las cuotas de la hipoteca aumentarán inmediatamente después de que finalice la carencia inicial de capital. En este caso, el pago mensual incluirá las deudas de las 2 propiedades: la que hemos obtenido y la que no hemos vendido.

A la hora de contratar una hipoteca puente debemos asegurarnos de que las condiciones que el banco nos ofrece están bien y no hay ninguna cláusula abusiva, Por este motivo, en deHipotecas te ofrecemos la ayuda de nuestros asesores financieros quienes además pueden ayudarte en otros trámites como mejorar las condiciones de la hipoteca o pagar menos hipoteca

Asesor hipotecario