Posibilidades para firmar una hipoteca sin nómina

Los bancos no dan dinero por las buenas y cuando lo dan es porque están completamente seguros de que su cliente les va a devolver hasta el último euro prestado. Al fin y al cabo cuando conceden un préstamo hipotecario las entidades bancarias se exponen a un riesgo importante y tras la época de la burbuja inmobiliaria parecen haber aprendido bastante.

De ahí que no sea raro que investiguen el perfil del cliente hasta el último detalle, exijan garantías y cumplir con ciertas condiciones imprescindibles como contar con una nómina fija cada mes, entre otras muchas más.

Disponer de una nómina permite justificar que existen unos ingresos mensuales que posibilitan hacer frente a los pagos de la hipoteca.

Sin embargo, en muchas ocasiones, incluso teniendo nómina los bancos van más allá y exigen que los ingresos mínimos sean de, al menos, 2.000 euros. También puede ocurrir que un cliente reciba ingresos mes a mes y no tener nómina.

Entonces, ¿qué perfiles pueden solicitar una hipoteca sin nómina?

Hipotecas 100% de financiación + gastos
Pre-aceptación inmediata

Solicitar ahora

Hipoteca sin nómina para autónomos

Un autónomo podrá pedir una hipoteca sin nómina al banco cuando disponga de un buen perfil o solvencia económica que pueda demostrar.

No obstante, y dado que su problema es que no puede confirmar sus ingresos con antelación, existen alternativas que más adelante desvelaremos para conseguir una hipoteca sin dinero ahorrado siendo autónomo.

Hipoteca sin nómina para pensionistas

En el caso de los pensionistas ocurre algo similar. Siempre y cuando estos puedan demostrar que tienen una fuente de ingresos frecuente -en este caso la pensión- podrán solicitar una hipoteca con posibilidades de aceptación.

En la aprobación o no de la hipoteca sin nómina para pensionistas pueden influir algunos factores como la edad. Por ejemplo, es probable que no se conceda una hipoteca en ciertos plazos de amortización o lo que es lo mismo, que el banco no conceda una hipoteca a 20 años a una persona de 75 años o más.

Del mismo modo, también puede afectar la cuantía que se recibe con la pensión, ya que actualmente existen pensiones con mensualidades muy bajas.

Hipoteca sin alta en la seguridad social

A día de hoy, lamentablemente, no es extraño que existan trabajadores en empresas sin dar de alta en la seguridad social. Esto hace que se totalmente imposible justificar legalmente que se recibe un salario al mes.

Solicitar una hipoteca sin nómina

Conseguir un crédito hipotecario sin contrato fijo tiene más de un inconveniente y son muchos quienes piensan que se trata de algo prácticamente imposible. No obstante, existen alternativas que pueden llevarnos a conseguirlo:

  • Contar con un aval nos ayudará a conseguir con más facilidad un préstamo hipotecario sin nómina. Por lo general, una avalista suele ser una persona de confianza, bien un familiar cercano o un buen amigo. En lo que respecta al solicitante, este deberá asegurarse muy bien de que la persona que elija sea capaz de hacer frente a la hipoteca si él no pudiera responsabilizarse.
  • No tener deudas y ser un cliente fiel en la entidad bancaria. Tener una relación duradera con el banco suma puntos a la hora de solicitar una hipoteca cuando no se tiene nómina. Dado que las entidades estudian en profundidad el perfil de cada cliente, es más que positivo que conozcan que este carece de impagos y mantiene sus ahorros.
  • La figura del asesor hipotecario es imprescindible para conseguir una hipoteca sin nómina. Este profesional se encarga de buscar las mejores opciones para conseguir una hipoteca total rápido y ajustada a su perfil gracias a su experiencia y contactos. Cada vez son más quienes solicitan los servicios de los asesores hipotecarios, ya que facilitan la consecución de una hipoteca al 100 por cien incluso en las situaciones más complicadas.
  • En otras ocasiones, los clientes optan por solicitar una hipoteca sin nómina en varios bancos a la vez, por lo general en al menos 3. Es cierto que esta opción les permite tener más capacidad de negociación, pero no siempre da buenos resultados.
  • Disponer de ahorros previos puede resultar una gran alternativa cuando no se dispone de nómina para solicitar un préstamo hipotecario para la compra de un vivienda. Esta condición permitirá demostrar que se es un cliente solvente que puede hacer frente al importe que se le va a prestar.
Asesor hipotecario

Deja tu comentario