ventajas de las hipotecas para funcionarios

Hipotecas para funcionarios con las mejores condiciones

La estabilidad laboral con la que cuenta el personal funcionario es una gran ventaja a la hora de contratar una hipoteca. Las entidades bancarias depositan mucha más confianza en personas cuyos ingresos son fijos y seguros. Por ello, si eres funcionario y estás pendiente de pedir una hipoteca, estás de suerte.

Ser funcionario te convierte en un cliente potencial, muy apreciado por las entidades financieras, ya que lo primero en lo que se fijan al iniciar un trámite hipotecario es en los ingresos y en la estabilidad económica.

Además, al tratarse de un perfil con una situación financiera de menor riesgo, las condiciones y ofertas lanzadas por parte de los bancos son muy buenas. De hecho, cada vez es más común ver ofertas bancarias específicas dirigidas a funcionarios.

Hipotecas 100% de financiación + gastos
Pre-aceptación inmediata

Solicitar ahora

Disponer de una estabilidad económica y laboral como funcionario facilita el proceso del préstamo hipotecario y da margen a la negociación del mismo, consiguiendo condiciones mucho más favorables. Las principales ventajas con la que cuentan las hipotecas para funcionarios son:

Tipos de interés más bajos y atractivos

La estabilidad económica y la asunción de un menor riesgo son los factores claves para que los bancos decidan bajar los tipos de interés a los funcionarios que decidan iniciar un préstamo hipotecario. Ofrecen un interés mucho más competitivo para fidelizarlos como clientes. Este bajo interés da lugar a que las cuotas a abonar sean mucho más reducidas.

Libertad de comisiones

Los funcionarios se olvidan de pagar comisiones de apertura, amortización o cancelación, todo ello para fidelizar a este perfil de clientes por su potencial. Además de tener mayor capacidad para negociar una reducción de las mismas.

Mayor plazo de devolución

El horizonte temporal de las hipotecas suele ser de 30 años, pero en el caso de los funcionarios no es inusual encontrar financiaciones con plazos más largos, de hasta 35 y 40 años.

Bonificaciones iniciales

La entidad puede abonar una cantidad inicial para comenzar a formalizar el préstamo hipotecario, lo que se traduce en un modo de bonificación exclusivo para estos clientes.

Relajación en las vinculaciones

Con el objetivo de mantener al cliente, los bancos no suelen presionar con fuertes vinculaciones al funcionario, siendo a veces casi inexistente.

Mayor facilidad para la concesión

El cumplimiento de los requisitos de solvencia agilizan los procesos de concesión de la hipoteca y no suele haber problemas con estos perfiles, en los que el riesgo es muy bajo.

¿Todos los funcionarios pueden acceder a este tipo de hipotecas?

Aunque estemos hablando de funcionarios en general, debemos señalar que estas ventajas sólo se aplican a los trabajadores con una plaza fija. Los funcionarios de carácter interino, no podrán acceder a este tipo de ofertas. Las condiciones hipotecarias que se den para los funcionarios interinos equivaldrá a las que se les conceden a clientes convencionales. Por eso mismo es muy importante tener en cuenta la temporalidad de la plaza.

Cuanto menor riesgo suponga la situación de un cliente para el banco, mejores condiciones ofrecerá. Por ello, el personal interino, al tener una cierta inestabilidad laboral no pueden acceder a las mismas condiciones que el personal de carrera.

Hipotecas para funcionario vs. hipotecas convencionales

A diferencia de las hipotecas convencionales, las hipotecas 100 para funcionarios son mucho más flexibles.

En el caso de una persona no funcionaria o interina, la entidad reclama una cierta estabilidad económica con varios documentos que la acrediten. Mientras que al personal fijo les valdría con acreditar la plaza fija.

Las condiciones de financiación también son muy distintas en el caso de los funcionarios, debido a que estos pueden llegar a financiar la totalidad de la hipoteca a pesar de no tener ahorros.

Y aunque esto no se aplique a todas las entidades bancarias, en el caso de financiar una hipoteca convencional no existe, siquiera, la oportunidad de hacerlo.

Por último, muchas de las comisiones impuestas en las hipotecas convencionales (apertura, cancelación) son inexistentes en las hipotecas dirigidas a los funcionarios, con el objetivo de fidelizar a los clientes ideales.

En conclusión, los trabajadores del estado con plaza fija, mediante oposición, serán los únicos que podrán acceder a las diferentes atractivas alternativas que lanzan las entidades para iniciar un préstamo hipotecario. Las ventajas de las que pueden disfrutar los funcionarios fijos vienen emitidas desde las entidades con el objetivo de fidelizarlos, ya que son un tipo de cliente ideal que les asegura el pago de las cuotas mensuales y un menor riesgo.

Si perteneces a este sector privilegiado de la población y estás buscando una hipoteca, aquí puedes encontrar la ayuda necesaria. Nuestros asesores hipotecarios te echarán un cable con todos los trámites, además de todo su apoyo a la hora de seleccionar la hipoteca que se ajuste más a tus necesidades.

Asesor hipotecario