Hipoteca sin aval 2019: cómo conseguirla

Uno de los últimos estudios inmobiliarios publicados por la Universidad de Barcelona junto a la consultora Forcadell durante 2018 recogía cómo el precio de la vivienda había subido alrededor de un 11% respecto a 2017 y cómo la compraventa de pisos lo había hecho en un 23%.

Del mismo modo, este estudio también pronosticó cómo los precios dejarán de subir a lo largo de todo 2019. Por lo que de cara a 2020 se prevé un estancamiento o incluso un descenso en los precios de las viviendas.

A esto hay que sumar que la situación financiera de los españoles ha mejorado considerablemente si la comparamos con los años de crisis y que existen más posibilidades de conseguir una hipoteca.

Entonces, ¿es buen momento para comprar una vivienda? Los expertos inmobiliarios no lo dudan.

Hipotecas 100% de financiación + gastos
Pre-aceptación inmediata

Solicitar ahora

Hipoteca sin avalista

A día de hoy sigue siendo un gran esfuerzo económico para muchas personas. Y es que si no se cuenta con los suficientes ahorros para aportar al menos un 20% del precio total de la vivienda, la compra tal vez sea más difícil.

A este requisito hay que sumar otros tantos como un trabajo estable, años trabajados, no tener deudas, otros préstamos,… y, por supuesto, el que todo futuro comprador quiere evitar: tener un aval.

Un avalista es la persona que se encargará de responder a la deuda del titular de un préstamo hipotecario en el caso de que este no pueda seguir haciéndose cargo de los pagos mensuales.

Al mismo tiempo, un avalista será aquel que responda ante la entidad financiera con las mismas responsabilidades que el titular del préstamo. Es decir, pondrá en juego también su patrimonio para afrontar las cuotas.

Por este motivo, la figura del avalista para conseguir un préstamo hipotecario sin aval para la compra de una vivienda es una de las más temidas. Sin duda, se trata de una operación arriesgada y comprometida que requiere recurrir a una persona de confianza. Por lo general, en la mayoría de las ocasiones, los avalistas son los padres del interesado, pero no siempre los familiares están dispuestos a asumir riesgos económicos.

Si te encuentras en alguna de las siguientes situaciones es muy probable que el banco te exija un aval para concederte el préstamo hipotecario:

  • No tener nómina o ingresos regulares.
  • No poder declarar de dónde proceden tus ingresos.
  • No tener un contrato laboral.
  • No tener empleo estable o indefinido.
  • Solicitar una hipoteca al 100%.
  • Tener impagos.
  • Tener concedido otro préstamo hipotecario.

Requisitos para conseguir una hipoteca sin aval

Si cumples con alguno de los siguientes requisitos es muy probable que, tras el papeleo y estudio de tu situación, te concedan un préstamo hipotecario.

  • Edad: si tienes entre 35 y 45 años, te encuentras en el rango de edad idóneo para conseguir una hipoteca. Las entidades bancarias consideran que estas persona son quienes tienen una estabilidad económica mayor.
  • Importe a solicitar: si solo solicitas el 80% del importe de la vivienda, hay más probabilidades de conseguir una hipoteca sin aval. Ahora bien, si necesitas una hipoteca al 100%, no desesperes, porque siempre hay opciones para lograrlo.
  • Estabilidad: la estabilidad laboral y económica es fundamental para prescindir de un aval. Si tienes los ingresos necesarios para pagar las cuotas todos los meses y un trabajo de larga duración, no tienes que preocuparte absolutamente de nada.
  • Productos bancarios: en muchas ocasiones las entidades bancarias ofrecen a sus clientes la contratación de alguno de sus productos. Entre estos puedes encontrar seguros de vida, de hogar, tarjetas de crédito,… Si aceptas, tal vez sean más flexibles a la hora de firmar una hipoteca sin aval. No obstante, plantéate bien si te interesa esta opción.

Firmar hipoteca sin aval al 100%

Firmar una hipoteca sin aval al 100% es posible si, por ejemplo, optas por comprar una vivienda que pertenezca a la cartera de inmuebles de un banco. Si así lo haces, tal vez las condiciones de tu préstamo hipotecario puedan ser un tanto más flexibles. Sin embargo, hay que tener en cuenta que esta solución es mucho más limitada en tanto que tendrás que elegir vivienda en un catálogo reducido.

Pero si realmente no quieres renunciara a esa vivienda con la que llevas soñando años, la mejor opción para conseguir una hipoteca al 100% e incluso con gastos añadidos es solicitar la ayuda de un asesor hipotecario.

Este profesional se encargará de estudiar las mejores opciones disponibles en función a tu perfil y gracias a sus diferentes contactos con entidades bancarias, conseguirá el préstamo hipotecario para la compra de la primera vivienda que más se adapte a tus necesidades. Y lo mejor de todo es que un asesor hipotecario no te cobrará absolutamente nada si no consigue tu hipoteca en las mejores condiciones. Sin olvidar, que te acompañará durante todo el proceso, desde que contactas con él hasta la firma en la notaría.

¿A qué esperas para solicitar una cita con alguno de nuestros asesores hipotecarios? Que un aval no se convierta en un obstáculo para hacer tus sueños realidad.

Hipoteca sin aval

Deja tu comentario